ESTUDIANTE DE LA ESCUELA DE ARQUITECTURA DE LA ULPGC, GANADORA DEL II PREMIO DE CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE EN HORMIGÓN

La estudiante de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Paula Fleitas García, ha resultado ganadora del II Premio de Construcción Sostenible en Hormigón, organizado por la Plataforma Tecnológica Española del Hormigón (PTEH) y la Fundación Eduardo Torroja.

El objetivo de esta II Edición era la divulgación y el fomento de la construcción sostenible de calidad en hormigón. Para ello, los candidatos al premio debían diseñar un edificio residencial de hormigón de baja demanda energética de climatización (calefacción y refrigeración) mediante la utilización de la inercia térmica.

Según las bases del concurso, el candidato deberá especificar el emplazamiento del edificio con el objetivo de determinar la zona climática de acuerdo al CTE, la orientación, la solución constructiva de la envolvente del edificio para cada una de sus fachadas, el grado de compacidad y cualquier otra variable que considere relevante en su comportamiento energético.

Adicionalmente y con carácter obligatorio, el candidato debe hacer uso en su diseño de la inercia térmica del hormigón para reducir la demanda energética de climatización del edificio. El candidato debe explicar dónde coloca los elementos masivos de hormigón, cómo los activa, con qué objetivo y el esquema de funcionamiento de dichos elementos pasivos.

Según explica Paula Fleitas, “el diseño de la vivienda parte de dos parámetros básicos, las condiciones medioambientales, que nos marcan las orientaciones de las fachadas, así como el número y dimensiones de los huecos. Por esto, la vivienda se ha diseñado de manera que los cerramientos se van quebrando, buscando abrirse a las orientaciones este, y sureste para evitar el excesivo soleamiento de la fachada oeste por las tardes y de la sur en verano.Desde el punto de vista funcional, la vivienda se organiza de manera que en la orientación norte se plantea un patio que nos permite generar ventilación cruzada, de manera que todo el aire frío entre en verano refrigerando la casa, expulsando el calor por dicho patio interior. Además, se crea un lucernario sobre el hueco de escalera de la vivienda, que funciona como un sumidero de calor. Es decir, funciona como un captador de aire que recoge el aire caliente de la vivienda y lo expulsa, evitando la necesidad de tener equipos de refrigeración en la vivienda durante los meses de verano. Por el contrario, en los meses de invierno, se pueden cerrar tanto los huecos que abren al patio como el lucernario, para evitar que el aire caliente se escape y no tener necesidad de emplear equipos de calefacción”.

Como ganadora, Paula Fleitas García, disfrutará de una Master Class en Bruselas (Bélgica) durante la primera semana de septiembre de este año.

Así mismo, se han concedido dos accésit a los estudiantes Octavio Saavedra Ortega y Javier Cuyás Gouveia, ambos también estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la ULPGC.

Los proyectos se desarrollaron como Práctica de curso de la asignatura de Construcción VI, habiendo sido tutorizados por los profesores Dr. José Manuel Pérez Luzardo y Dr. Manuel Montesdeoca Calderín.

Aquí se puede ver el panel del proyecto y la memoria presentados por Paula Fleitas.